top of page

Cómo escribir diálogos en 3 pasos

Actualizado: 14 ago 2022

¿Qué es lo esencial para escribir buenos diálogos? No se trata solo de conocer lo fundamental, es necesario practicar para hacerlo bien. Cómo escribir diálogos correctos es uno de los aspectos más fáciles de toda la narrativa. Pero la realidad del 97% de manuscritos que llegan a las editoriales es que les fallan muchos aspectos narrativos y los diálogos son muy incorrectos. Incluso, pésimos. Leo y valoro demasiados manuscritos con diálogos espantosos. ¿Se nota que este tema me frustra mucho? Pues sí. Pero, si estás aquí, es porque quieres escribir mejor, ¿verdad? Pongámonos manos a la obra. Cómo escribir diálogos en los que tus personajes se luzcan está al alcance de tus manos.


Los diálogos muestran a los personajes en acción, aligeran el ritmo y nos zambullen en la historia. Dependen mucho del lenguaje y representan la esencia de un momento. Permiten expresar mucho y son una herramienta con la que jugar, crear tensión, acción, retener a los lectores y un largo etc. Los diálogos cumplen con tantos objetivos narrativos como te lo permita tu dominio de la técnica. Además, es uno de los varios aspectos en que un guión y una novela ocupan espacios opuestos.


A continuación trataremos cómo escribir diálogos con :

Las 3 leyes de los diálogos

Las 3 claves de los diálogos

Las 3 características esenciales de los diálogos

Los 3 recursos que son la muerte definitiva de los diálogos

Las 3 formas de arruinar una novela con el diálogo

Los 3 errores más comunes en los diálogos de los manuscritos

¿Cómo escribir diálogos? En tres pasos.

Análisis de un ejemplo de diálogo. En tres pasos.

Las bases de un diálogo

El diálogo y la trama

Conclusiones

Empecemos por los fundamentos, aquello que conviene tener en cuenta siempre sobre cómo escribir diálogos bien articulados. Es un 3 x 3. Pero antes de saber cómo escribir diálogos, necesitas conocer bien las piezas que conforman esta herramienta narrativa para que tu historia avance, tus personajes se luzcan y crezcan, mostrar y emocionar.


Y antes de continuar, permíteme un inciso de mis patrocinadores, gente con quienes construyo puentes y ciudades de una forma única:



Las 3 leyes de los diálogos

  1. El diálogo es una parte esencial de una escena. Si lo borras, cambia toda la escena (y el capítulo y la historia) .

  2. Un diálogo no es toda una escena, no aburras.

  3. Un diálogo aporta contenido valioso, nada de saluditos que no son esenciales ni gracias, etc.

Las 3 claves de los diálogos

  1. aligeran el ritmo porque fluyen:

  2. permiten que los personajes se luzcan, crezcan y se revelen;

  3. muestran mucho.

Las 3 características esenciales de los diálogos

  1. cuantos menos incisos, mejor;

  2. cuanto menos líneas, mejor;

  3. cuanto más auténticos y naturales, mejor.

Por lo que suelo ver en los manuscritos que pasan por mis manos editoriales, no basta saber lo que es imprescindible. En efecto, hay una forma de escribir diálogos correctamente y otra para arruinarlos. Si quieres descubrir cómo no escribir diálogos, a continuación te facilito las pautas básicas. Es muy importante que tengas en cuenta lo que no debes hacer en los diálogos de ninguna de las maneras. Así que vayamos a otro 3 x 3.


Los 3 recursos que son la muerte definitiva de los diálogos

  1. explican e informan sobre una cuestión al detalle;

  2. tiene más incisos de los necesarios que rompen la fluidez;

  3. párrafos largos que quiebran el ritmo y aplastan el diálogo.

Las 3 formas de arruina