top of page

Meditación para escritores

Actualizado: 18 ene

Escribir implica a todo tu ser, principalmente a tu neuroplasticidad. Puedes ayudarte mucho más de lo que crees, te lo cuento al detalle. Hay muchas maneras de meditar. He creado la meditación que te propongo a continuación para que tu neuroplasticidad se intensifique. Es decir, para que te relajes y además puedas crear nuevas conexiones en tu cerebro y escribir más. Es una meditación para principiantes y no tan principiantes en la práctica de meditar y escribir; también para todo tipo de persona, con trauma o sin él; no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios negativos. Es una meditación para escritores que escriben y también para los que no escriben, para aquellos que necesitan escribir más, o que buscan estar más centrados, o que necesitan más libertad y fluir más, también para escritores que buscan acabar su novela o empezarla.


Antes de ponernos con esta meditación para escritores, me gustaría explicarte cómo funciona y facilitarte un poco de información muy general. Te lo explico de manera muy sencilla con la finalidad de que sepas qué estás haciendo y para qué sirve. Me he ocupado de esta meditación guiada para escritores siguiendo algunos presupuestos fundamentales que se conocen mucho en la actualidad y que son los siguientes: neuroplasticidad, neuroestimulación, neuromodulación y neurorelajación.


Meditación y neuroplasticidad

Esta meditación para escritores y la neuroestimulación

Esta meditación para escritores y la neuromodulación

Esta meditación para escritores y la neurorelajación

Meditación para escritores



Meditación y neuroplasticidad

La neuroplasticidad no juzga. Se encarga de cada uno de los hábitos que tenemos. No distingue entre buenos y malos, útiles, inútiles, benignos o dañinos, más poderosos o menos. Cuando expandimos nuestra capacidad neuroplástica, también aumentamos la capacidad de nuestro cuerpo y nuestro sistema nervioso para cambiar y evolucionar, para mejorar, en definitiva. Este determinado tipo de meditación es una técnica para crear y recrear esta expansión. Hoy en día ya sabemos que el cerebro no es el jefe superior del cuerpo. En realidad es una pieza de un conjunto y trabaja junto a los demás órganos. Y no solo esto, depende mucho de cómo nos vinculamos a todo cuanto nos rodea. Por eso mismo empezamos esta meditación con los ojos abiertos y para que tomes buena nota de tu relación con tu entorno, tu cuerpo y tu interior.


Si te cuesta centrarte o concentrarte, relajarte o ponerte a escribir porque estás disperso o bloqueado, se debe a diferentes factores, generalmente vinculados al estrés que vives ahora o has vivido. Y son caminos neuronales antiguos que están arraigados. Pero si entendemos la neuroplasticidad y empezamos a trabajar hábitos que nos ayudan, estaremos rompiendo viejos patrones que no son única y exclusivamente mentales. En realidad son eléctricos, bioquímicos, sensoriales, conductuales y fisiológicos.


No basta con meditar una vez. Y menos el tipo de meditación que te propongo. Por eso te indico que hagas esta meditación para escritores justo antes de ponerte a escribir, tienen que ir las dos acciones de la mano: meditar y escribir. Así es como podrás aprovechar todo lo bueno de la neuroplasticidad.

Esta meditación para escritores y la neuroestimulación

La segunda parte de esta meditación, lo comprobarás al escucharla, está destinada a estimularte a muchos niveles desde el sistema nervioso hasta las conexiones neuronales. El objetivo es despertar el sistema neuronal ligado a la escritura y facilitar una activación mayor. Todo se acompaña de indicaciones para que puedas ir notándote y que intensifican tu atención. Hay un proceso continuo de autocorrección que mantiene la atención para que no te pierdas. Si por lo que fuera, te desconectas, se deberá a una disociación, que en el fondo no quieres estar aquí. No te juzgues, déjalo para otro momento. Forzar no sirve absolutamente de nada, todo lo contrario. Sí es aconsejable que busques otro momento para hacerla y persistir hasta dar con un día que te permites hacer esta meditación para escritores. Al meditar con esta propuesta tan concreta de meditación para escritores también estás explorando diferentes aspectos de tu relación con la escritura, el aquí y el ahora.


Esta meditación para escritores y la neuromodulación

Toda la meditación también tiene como objetivo acallar los ruidos de tu cerebro y de tu sistema nervioso para que al alcanzar un poco más de silencio celular y tranquilidad neuronal, tu sistema pueda contar con mejores posibilidades para desarrollarse en el camino de la escritura. No es un efecto inmediato, depende de tu historia personal. Lo crucial es ir estableciendo nuevas conexiones mientras el cerebro se tranquiliza. Por eso mismo esta meditación para escritores se articula en dos niveles de dos sistemas cerebrales: el SAR, sistema de activación reticular, encargado de tu nivel de relajación y el SAN, sistema autonómico nervioso, que se encarga de tus diferentes bloqueos al escribir, que te dejes hacerlo o no, que nunca tengas tiempo para ponerte escribir y un largo etcétera.


Esta meditación para escritores y la neurorelajación

La neurorelajación depende de nuestro sistema nervioso autónomo. No responde a tus ganas ni tu determinación ni tu actitud ni tu voluntad. Pero si te tomas en serio, puedes hacer un trabajo diferente contigo mismo y puedes poner en marcha toda una serie de funciones que te aumentan todo tu potencial. Solo si te ocupas de tu neuroestimulación y de tu neuromodelación alcanzas este nivel.


Y entonces viene el escollo final, te dices que ya está y no sigues. Esta resistencia es bastante natural, lamentablemente. Es el momento del autosabotaje, tienes una serie de circuitos que no quieren cambiar. Basta saberlo y por eso mismo te lo cuento. Sigue, persiste. Respeta tu proceso y sigue adelante. Y poco a poco le empezarás a tomar gusto e incluso sucederá que no podrás parar de hacer esta meditación para escritores. No es broma. Estarás tan implicado que tu propio sistema te lo pide. Esto es lo que suele pasar. Te sentirás diferente. Y ahora sí, habrás conseguido que esta meditación no sea para todos los escritores sino solamente para ti.


El mínimo de tiempo para este proceso complejo es hacer esta meditación durante 21 días seguidos. Si por lo que fuera, detienes el proceso, pues simplemente vuelve a comenzar. No te eches broncas, no te juzgues, no te sientas culpable. Ayúdate. Si por el camino te encuentras con mucho autosabotaje, tienes esta una entrada de este blog para tomar el asunto en tus manos, clica aquí. Y si hay una voz interior que te dice que estás haciendo tonterías o nimiedades que no sirven para nada o para muy poco, también lo tengo cubierto con esta entrada dedicada al crítico interior, que es de armas tomar.


Meditación para escritores

Espero que meditar te esta forma te ayude a conseguir lo que quieres para tu escritura. No dudes en comentarme cómo te va por las redes o en el espacio de comentarios del video.


<