top of page
  • Foto del escritorJimena Fer Libro

Bloqueo y miedo de escritor

Actualizado: 5 feb


El miedo y el bloqueo de escritor se nutren de las mismas causas. Te propongo formas de atajarlas mientras los analizamos. Si quieres escribir, escribir tu verdad y ser libre pero algo no te lo permite, necesitamos cortarlo de cuajo con efectividad y lo antes posible.


A continuación abarcaremos este tema de manera muy amplia. Aún así, no dejes de informarte si es algo que te afecta. Trataremos los siguientes aspectos:




Las causas del bloqueo y miedo de escritor

Comencemos por el principio de todo. Me encuentro a menudo con muchos escritores noveles con miedo y bloqueos, paralizados en diferentes medidas, básicamente por dos motivos:

  1. les falta técnica y no pueden resolver los problemas narrativos que se les presentan

  2. les sobra crítica y perfeccionismo


Me he propuesto que no sea así, que ese mismo miedo y los bloqueos sirvan para escribir mejor. ¡Por muchas razones! Creo que los sueños se nutren, nos mantienen vivos y son algo sagrado. Porque contribuir a la vida es un privilegio. Porque sé que si quieres escribir y contar historias es algo que está a tu alcance con buen trabajo. También porque demasiados autores son pasto fácil de muchos cursos que ofrecen soluciones mágicas del tipo “escribe una novela en 3-4 meses”; “escribe un bestseller” y otros mensajes similares que alimentan esos mismos miedos, bloqueos e inseguridades. Así mismo he comprobado que sucede lo contrario y me encuentro con autores que pierden mucho tiempo, hablo de un año, dos o tres en cursos demasiado teóricos y al ponerse a escribir no saben qué hacer.

Para la técnica, en mi blog y en mi web ( en la sección Aprender Gratis ) hay toneladas de información y siempre práctica, muy práctica).

Para el espíritu, ya presenté una entrada del blog sobre el Autosabotaje , que tiene mucho que ver con la famosa procrastinación, y cómo no, también con una manera de trabajarlo muy práctica. Pero aún quedan un par de capítulos básicos en este apartado de bloqueos y miedos de escritor: el crítico interno, el crítico externo y el perfeccionismo. Hoy nos ocupamos del crítico interno, ya le toca.


¿Bloqueo y miedo de escritor?

Marca las frases que son verdad para ti

  1. Si algo no está perfecto, no vale mucho la pena.

  2. Lo importante es controlar los detalles al máximo.

  3. A veces me preocupo mucho y me obsesiono, luego entro en un bucle.

  4. A veces estoy seguro de lo que puede depararme el futuro si no hago las cosas muy bien.

  5. Me comparo con otros y siempre salgo perdiendo.

  6. Me comparo conmigo mismo en otros momentos mejores y ahora no lo hago tan bien.

  7. No paro de trabajar, creo que soy adicto al trabajo.

  8. Siempre estoy ocupado.

  9. Si me elogian por algo, le quito importancia y me excuso.


Si has marcado cualquiera de estas frases, puedes estar seguro que hay un crítico que te habita y no precisamente para ayudarte. Es el que permite el bloqueo y miedo de escritor. ¿Tomamos cartas en el asunto? Evitemos más bloqueos, errores catastróficos, miedo a no escribir bien. Y si no puedes evitarlos, sí que podrás contenerlos porque tendrás herramientas para enfrentarte a los fantasmas. Sí, efectivamente, te conviertes en un cazafantasmas cada vez más experto. Puedes debilitar al miedo de escritor tanto como al bloqueo de escritor desde raíz, bienvenido a 2022 (casi 2023).


Antes de continuar, permíteme que incluya aquí la promoción de uno de mis cursos y que tiene que ver con todo esto. Es importante para mí. Y es gracias a todo esto que puedo ofrecer todo el contenido gratuito.


Escritura terapéutica: escribir con emoción desde un abrazo interno que lo abarca todo, lo más humano de cada uno. Contarte de otra manera para abrazar a cada lector.

Este curso está cerrado por el momento.


¡Continuemos!


El crítico interno que bloquea al escritor

¿Y por qué es tan fundamental? Pues, debido a que el crítico interno acaba por adueñarse de la creatividad hasta destruirla por completo. Tal cual lo estás leyendo. Lo hace sin que se note hasta que llega el momento del miedo y el bloqueo, tiene el ritmo de un proceso en crecimiento, es decir, lento, de esos que apenas se notan. En otra palabras: es el responsable de muchos bloqueos de escritor que aparecen de repente y del más famoso de todos: el miedo a la página en blanco. No es el único responsable, tal como te he comentado más arriba, la falta de técnica narrativa hace de las suyas.

¿Y cómo detectas a tu crítico interno? Principalmente cuando estás intentando hacer algo difícil o estás completamente solo. Si hacemos un error, tememos cometerlo o no acabamos algo muy bien (o lo que consideramos que sea excelencia en ese momento) entonces nace una sensación de ansiedad, nos sentimos observados, analizados y, lo más importante, criticados. Y así llegamos a la conclusión de que es imposible que podamos con esa tarea. Es una idea que se queda grabada a fuego, nada ni nadie te convencerá de lo contrario. No es sencillo renunciar al crítico interior porque se presenta como un desafío mucho mayor de lo que puede parecer a primera vista. El bloqueo de autor o el miedo de autor, son la pareja de este baile, son la evidencia, la parte que sí puedes notar.



Patrones mentales del bloqueo y miedo de escritor

Las noticias sobre neurociencia más recientes vienen a demostrarnos que podemos reducir patrones mentales biológicos y reemplazarlos. Tal como lo estás sospechando en este momento: puedes acabar con los bloqueos y el miedo de escritor y también puedes debilitarlos. Ten en cuenta que es como si pudiéramos restar y sumar a nuestra psique. ¡Finalmente lo sabemos gracias a la neurociencia! Cuidado, no es algo que logremos de un día para el otro. La técnica más utilizada es el trabajo repetitivo de larga duración, la misma que hemos aplicado para el autosabotaje .

Si nos hablamos con palabras críticas lograremos destruir sistemáticamente nuestra autoestima hasta que nace un crítico interno tóxico que nos juzga incesantemente como defectuosos. Las palabras no son inocentes. Y si son de este tipo envenenado, logran que sintamos miedo y vergüenza tóxica, que es una pareja que nos condiciona en silencio, no nos permiten expresarnos y facilitan que perdamos conexiones.

Pero imagínate que puedes elegir entre bloqueo de escritor o movimiento del escritor. En efecto, podemos transformar al crítico interno en un guía interno. El pensamiento del crítico interno pertenece al campo de una mentalidad estática. En cambio el pensamiento del guía interno pertenece al campo de la mentalidad que crece. Veamos cómo opera cada una.

La mentalidad fija se centra en los problemas y en los errores, como si llegaras al final de un laberinto y ya no hay salida. Cuando algo no sale como querías o no consigues un resultado favorable o temes el resultado, entonces es el final del camino. En cambio, con una mentalidad de crecimiento, reconoces los errores, los tomas y buscas la manera de ajustarlos y transformarlos de manera que los errores puedan funcionar mucho mejor para ti, incluso puedes utilizar los errores como una plataforma de lanzamiento para ti mismo y para mejorar que puede ayudarte a hacer algo parecido aunque distinto. Este crecimiento consiste en aprender algo nuevo, aceptar una visión diferente y permitirte cambiar tus ideas sobre cómo trabajas con las cosas, no las cosas en sí.

La mentalidad fija requiere que lo veas todo en blanco y negro sin posibilidades. Se ocupa de mantener al crítico interno, al bloqueo de escritor y al miedo de escritor como un soldado fiel. La mentalidad de crecimiento requiere que veas tanto las zonas grises como de otros colores y que expandas tus posibilidades. Se ocupa de debilitar al crítico interno, al bloqueo de escritor y al miedo de escritor hasta transformarlos en guías, hallazgos y descubrimientos. Con la mentalidad fija no hay posibilidades y en cambio, con la mentalidad de crecimiento, sí.



Desarrollo del crítico interno que bloquea

El crítico interno aparece en la niñez y antes de que tengamos un yo desarrollado. El niño guiado por el crítico sólo puede pensar en las maneras en que es demasiado o demasiado poco. El sentido del yo que se está desarrollando no encuentra espacio para crecer y así puede confundir una parte o todo su ser con el crítico bloqueador. Se manifiesta mediante auto-odio, auto-asco y auto-abandono crecientes. El crítico interno te culpa incesantemente por defectos que imagina que son la causa del rechazo de las figuras de ejemplo, de autoridad o familiares. Es incapaz de entender que la causa real se halla en los defectos de ellos.


Uno de los primeros efectos del crítico interno es la vergüenza. No cualquier tipo de vergüenza, sino la tóxica. Los procesos de pensamiento del crítico interno dependen de la vergüenza, ambos son una suerte de yin/yang. El ying critica y el yang se avergüenza o al revés. Es como un pez que se muerde la cola. Si te permites contemplar este proceso, estás al comienzo de romperlo.

El crítico interno va de la mano del superviviente, especialmente del niño superviviente que ha tenido que crecer antes de tiempo. Más has tenido que sobrevivir, mayor es el crítico interno. Al principio parece que no tiene importancia, es lo que requiere el momento; luego se vuelve una suerte de normalidad y finalmente, poco a poco se vuelve más totalitario y bloquea el desarrollo del yo.

La autocrítica no descansa. Está convencida de que es prioritario evitar los errores a toda costa porque en el fondo quiere atajar el rechazo. Ahí aparece el bloqueo de escritor más común. Una casualidad negativa o un error no significa que estés atascado en un patrón interminable de derrota. Cuando te hablas en términos de “siempre” o “nunca” esto o lo otro no das en el blanco. Y así se gesta el bloqueo de escritor de manera muy efectiva.

Es un proceso que no depende de tu actitud sino de un trabajo contigo mismo. Poco a poco el crítico interno se vuelve obsesivo para ayudar a prever y evitar el castigo o un abandono peor. Trabaja a destajo. No descansa y se encarga de llenar nuestra mente con historias e imágenes de catástrofe. Así, el superviviente se vuelve un preso de un carcelero que no acepta nada salvo la perfección. El superviviente se pone en manos de un chófer que no ve nada sino peligro en cada curva de la carretera. Ese chófer es tu crítico interno hipervigilante y puedes verlo cada vez que estás bajo el influjo de un bloqueo de escritor o un miedo de escritor.




¿Qué hacer para detener al responsable de los bloqueos de escritor?

Lo primero es encargarte de que tu cerebro sea más amigo tuyo. ¿Puedes comprometerte contigo mismo? ¿Puedes estar de tu lado? Seguramente no mucho, es normal. Pero sí que puedes empezar por alguna parte, tratarte bien y con mucha compasión a medida que avanzas. Suele suceder que eres más compasivo con otras personas que contigo mismo, que las apoyes más que a ti mismo, eso es parte de este tipo de procesos y del crítico interno. Comprometerte contigo y estar de tu lado te convierten en una persona libre. ¿Quieres sentirte libre para escribir?


1.empieza por darte cuenta

toma conciencia sobre tu crítico interno, solo puedes destruirlo si lo ves. Ten un papel a mano, marca con una cruz cada vez que aparece. Toma conciencia de su presencia. Y ten en cuenta que es probable que te diga muy suavemente que no pasa nada o que no podrás detenerlo. Es mentira. Márcalo con una cruz cada vez que haga acto de presencia. Márcalo bien si quieres acabar con tu bloqueo de escritor.


2. continua por detenerlo

Podemos decirle silenciosamente por dentro o gritarle, lo que prefieras: “¡No!” o “¡Para!” o “¡Cállate!” Así es como interrumpes los procesos mentales perfeccionistas. Decirle “¡no!” enfadado al crítico marca un límite interno contra los procesos antinaturales, los anti-yo. Si quieres hacerlo aún más a fondo, puedes dirigir mentalmente tu rabia hacia cualquiera que ayudara a instalar el crítico, tanto como a cualquiera que esté ayudando a mantenerlo vivo en el día a día. Otra cosa que puedes hacer de modo complementario es darte cuenta de cuándo te estás bloqueando y sacudirte, literalmente: levántate y sacude esa energía estancada. Puede parecerte una tontería, pero es un ejercicio ligado a principios neuronales, del sistema nervioso central y de la escuela Somatic del doctor Peter Levine. El bloqueo de escritor es energía interna paralizada, quítatela de encima, sacúdetela.


3. acaba por sustituir el mensaje

Haz una lista de tus cualidades, herramientas, éxitos y recursos. No tiene que ser ganar un Oscar, no. Son cosas pequeñas y buenas que sabes usar cada día. Luego, memorízala. Cada vez que aparezca el feroz crítico interno o un bloqueo de escritor o un miedo de escritor, ya en esta tercera fase, le puedes que “¡No!” y cambiar su mensaje por otro más positivo. Ahora puedes bloquear el miedo del crítico interno invocando imágenes de sucesos o logros pasados, también visualizando lugares seguros, buenos amigos o recuerdos buenos. Cierra los ojos, conecta con lo mejor de ti y permite que eso te infecte como un antivírico.


No seas tu peor enemigo

Sobra decir que todo esto es un primer acercamiento, te sirve para tomar conciencia y atajar una serie de problemas cotidianos de muchos escritores. Si quieres ir más allá, puedes hacerlo. Infórmate bien, busca un terapeuta experto en este tipo de temas y/o trauma, no todos lo son. Escribir no es solamente el acto orgánico de la escritura, ni el de teclear o manejar bien un bolígrafo, frases y párrafos, estructuras, giros, intriga, diálogos, bloque narrativos, etc., no, para nada. Tu espíritu es una parte esencial. Aprende a cuidarte, conócete, ten mucha compasión, eres tu mejor amigo, no seas tu peor enemigo. Puedes luchar contra él y ganarle la batalla si quieres. Puedes debilitar hasta eliminar este bloqueo y miedo de escritor que te paraliza. Comprométete contigo de verdad. Eres el único que puede hacerlo.

Yo creo, sinceramente, que hay un par de artículos en este blog que pueden ayudarte mucho a borrar mitos y a entender en qué consiste esto de la escritura y todo su proceso. A veces, lo tengo comprobado, algunos bloqueos nacen por falta de información. Por esto mismo te aconsejo mucho leer las dos siguientes entradas y en este orden porque una es complementaria de la otra, basta que cliques en cada título:


Por cierto, mañana 14/12/22, llega la segunda parte de este tema a mi boletín. Puedes suscribirte en jimenaferlibro.com






Comments


bottom of page