• Jimena Fer Libro

¿Cómo crear personajes literarios inolvidables?

Actualizado: 13 ago

Crear personajes requiere tiempo y entrega, trabajar con nociones básicas e ir más allá de la simple ficha tradicional o de una app. Te facilito claves y cómo profundizarlos. ¿Has leído alguna vez una novela que te urge a pasar página tras página mientras no puedes dejar de leer? Si quieres que tus lectores sientan lo mismo con tu novela, se puede hacer perfectamente. Todo depende en gran medida del desarrollo de los personajes.


Crear un personaje literario inolvidable no implica necesariamente que sea realista sino que sea completo, lo cual son dos aspectos diferentes. Puedes tener el personaje menos realista del mundo, pero si es un personaje literario bien trabajado parecerá aún más real que cualquier miembro de tu familia y los superará con creces, eso es la magia de la ficción bien escrita. Tienes que asegurarte que todos y cada uno de los ingredientes de tu historia trabajan juntos por un objetivo principal. Ese objetivo tiene un nombre muy concreto.


¿Cómo crear personajes literarios inolvidables? Las respuestas están a continuación:

Para crear personajes literarios inolvidables necesitas metas

Crear personajes literarios y establecer metas

La evolución de los personajes literarios inolvidables

Errores comunes al crear personajes literarios

Conclusiones

Toma nota


¡Comencemos!


Para crear personajes literarios inolvidables necesitas metas

Tan simple como eso. Pero, claro, la simplicidad cuesta mucho de conseguir y hay que reflexionar y elegir muy bien. Cada vez que escribes, antes has reflexionado y elegido lo que quieres hacer. Luego lo has probado y has comprobado si te funciona o no. Los errores conducen a aciertos y son importantísimos. No se trata de cuánto esfuerzo hagas. Se trata del tiempo que pasas con tu protagonista para conocerlo a fondo. Cuando lo conoces muy bien y luego sumas cada uno de tus personajes literarios verás cómo todos se convierten en uno de esos castillos humanos catalanes en el que el tope es el protagonista.

Empezar a escribir una novela no tiene una receta específica. Sí hay ingredientes que necesitas tener muy en cuenta. Quien quiera que te diga lo contrario te está engañando y está ahogando esa parte de tu espíritu libre que siente la historia que quiere contar. No te reduzcas a recetas. dedícate a abrir puerta a universos maravillosos y únicos que te pertenecen.

Lo primero es un tema que te preocupa, es la mecha inicial para crear personajes literarios. Puede ocurrir también que hayas sentido algo que ha sido como un flechazo o una conmoción y de allí nace ese tema que te preocupa. Es posible que te haya llegado cuando menos te lo esperabas. Una idea llega como un enamoramiento, puede incluso obsesionarte. Te puedes haber inspirado en una persona o un animal o una planta, una visión o un sueño, las posibilidades son numerosísimas. Ocurre en ese momento mágico en el que te dices que te gustaría escribir sobre algo en concreto, así sin más. Ese instante es fundamental y está muy relacionado con los personajes de tu libro. Es en esta precisa ocasión cuando empiezas a crear personajes literarios inolvidables. Si quieres ahondar en esta unión entre personajes literarios y tu idea inicial, en mi blog hay otras dos entradas dedicadas a este aspecto con ejemplos prácticos y también hay dos entregas del boletín que lo complementan:


1. Cómo escribir una novela paso a paso

que te permite ver qué espacio ocupan los personajes dentro de todo el esquema completo de una novela y cómo se desarrollan las ideas, verás la mecha inicial para crear personajes literarios y cómo va creciendo.


2. La novela no es ideas

que te muestra la importancia de las ideas y cómo desarrollarlas a través de personajes literarios.


Y además, tienes en el boletín:

3. Cómo empezar una historia

que te acompaña en los primeros pasos para crear una historia que vivirán tus personajes .


4. Ideas + personajes

que te muestra el inicio del proceso para crear personajes literarios inolvidables.


Si te detienes en esos cuatro puntos, nacerán causes orgánicos y conocerás los matices de tu protagonista y los demás personajes.



 

Aprovecho esta ocasión para un inciso. Como me encuentro con demasiados manuscritos con mucha falta de información sobre los elementos fundamentales para crear una novela, he creado algo que cubre la base de la escritura. Crear personajes inolvidables es una parte de un todo y que está muy relacionada con cada aspecto de la novela, no se puede separar uno de lo otro.

La novela es personajes y ellos determinan su vida. Una novela se sostiene con todos y cada uno de los personajes.

Para dominar cómo perfilarlos, definir al protagonista, el antagonista, interrelaciones, permitir que de ellos nazcan los cauces para escribir una novela. Para conocer los secundarios y los personajes de fondo, el equilibrio del protagonista, el narrador y el punto de vista.

Mi curso "Construye tu novela" te ayuda a lograr todo eso y más. Solo 10 participantes, 3 meses, atención personal, tareas específicas, tutorías individuales. Clicando aquí mismo te encontrarás el programa, sus objetivos, qué lograrás y cómo alcanzaremos tus objetivos juntos. No es el típico curso, para nada. Ni tampoco los participantes se leen unos a otros para evaluarse. Yo misma hago revisión de cada una de las tareas y lo comento personalmente con persona porque la escritura es algo íntimo. Por eso mismo solo es posible hacer este curso con 10 participantes, para poder atender a cada uno personalmente.




 

Crear personajes literarios y establecer metas

Si construyes tu novela sin un protagonista con una meta, tu novela se caerá a trozos irremediablemente. Si piensas en crear personajes literarios inolvidables, vas a tener que dedicarles muchas horas, días e incluso varias semanas. Es aconsejable que no pienses en otra cosa, que te obsesiones, incluso, y que vayas recorriendo cada paso de este camino con amor. No creo que haya otra actitud posible. Amar el proceso y la creación de personajes y de toda la novela es consustancial. Cuando construyes tu novela tienes que saber que no hay novela sin personajes y que los personajes tienen metas para que la historia tenga sentido. Comenzábamos con la idea, de ella nace un tema y la meta del protagonista que la encarna para enfrentarse a circunstancias que la desafían. La meta del protagonista abraza el final de la novela. Así puedes detenerte a conocer al protagonista, al villano que se opone a su meta y a los personajes que apoyan a cada uno. Todos ellos tienen una meta visible y otra invisible. Todos construyen tu novela y todos construyen esa torre imponente de personajes.

La meta visible es aquello que quieren y la invisible es aquello que necesitan en el fondo. Tu protagonista puede querer ser rico, pero detrás de eso hay una causa y quizás necesite demostrarle al mundo su valor porque nunca le quisieron lo suficiente o es el hijo bastardo de una familia que lo rechaza. Así empiezas a crear personajes literarios inolvidables porque son completos, tienen matices y secretos, todo nace de su meta, la cual tiene todo que ver con tu tema central que a su vez ha nacido de la idea inicial de tu novela. Como puedes comprobar, todo está relacionado y te depende de las decisiones que vas tomando desde el primer paso. Por esto mismo no pueden hacer recetas fijas, todo el proceso te pertenece solo a ti. Aquí te estoy enseñando una ruta que nadie más que tú puede recorrer. Este, y no otro, es el gran juego de escribir ficción y de crear personajes literarios.


 Para crear personajes literarios inolvidables hacen falta necesidades internas profundas,  deseos,  temores secretos,  sueños imposibles, metas y matices.

Todo lo anterior lo analizamos con el ejemplo de Ana en el día 2 de #CarnavalNarrativo. Allí te encuentras con Ana, un personaje que es cajera de supermercado de más de 40 años que sobrevive y tiene una mirada llena de entusiasmo, necesita creer en la vida a pesar de todo y desea vivir. Pero no sabe cómo hacerlo, teme que nunca estará a la altura y que sus sueños son imposibles, por eso ni se los plantea aunque en el fondo le encantaría ser útil y llevar alegría allí donde hay tristeza porque ella conoce muy bien ese dolor. Estos los factores que impulsan la historia porque eso es precisamente lo que logra un personaje literario y crearlo exige tiempo.


Hay cinco tipos de metas, lo cual puedes tomar como una suerte de medida pero no como una receta a rajatabla. Te orientan para crear personajes literarios inolvidables porque lo que descubras los hace más grandes que la vida misma. Son:


  1. La necesidad de ganar a alguien o algo;

  2. la necesidad de detener algo o alguien;

  3. la necesidad de huida;

  4. la necesidad de compromiso con una idea con una causa con uno mismo con una amistad con un amor;

  5. la necesidad de recuperar algo que se perdió.


El protagonista lucha por su meta visible que ya desarrollamos a través de la idea inicial. Su lucha es contra las circunstancias adversas.  Es así como evoluciona, cayendo y levantándose hasta conseguir mantenerse firme, lograr su meta al final de la novela y pagar el precio que conlleva. 

La evolución de los personajes literarios inolvidables


A medida que el protagonista lucha por lograr su meta visible y se enfrenta a circunstancias difíciles, situaciones complejas con retos y obstáculos, toma decisiones para su vida y va cambiando. Solo el cambio le permite evolucionar y no ser un personaje plano. Si un protagonista no tiene una evolución, la novela no sirve para nada porque no cuenta nada y es plana. Es absolutamente imprescindible que los personajes crezcan, cambien y evolucionen desde el principio de la novela hasta el final y que todo eso sea palpable en la lectura. Los lectores crecen junto al protagonista y los demás personajes siempre. Esto es lo que permite recordar a los personajes literarios porque cuando evolucionan de la mano de los lectores, la vida se comparte y los vuelve inolvidables.


Errores comunes al crear personajes literarios

Menciono todo esto porque pasan por mis manos muchos manuscritos que dan bandazos como palos de ciego. La consecuencia inmediata es la pérdida total del interés lector, lo peor que le puede pasar un escritor. Lamentablemente, hay muchos manuscritos que no están bien construidos. Hay muchos autores que parten de una idea que les gusta y que no acaban de desarrollarla; tampoco trabajan a fondo a sus personajes y el protagonista no tiene una meta clara. Se ocupan tanto de los porqués y los para qué, que acaban olvidándose de lo más importante. Todo esto es consecuencia de no conocer a fondo a los personajes.


La única manera de conocerlos bien es saborear cada una de sus maneras de hacer los detalles más pequeños. Es decir, el cómo. Y desde aquí se desprende orgánicamente todo lo demás. Si conocemos bien a Ana, nuestra cajera de supermercado y sabemos cómo respira, cómo come, cómo mira, cómo camina en diferentes momentos de su vida y en diferentes momentos del día, será muy sencillo reconocer sus matices, sus virtudes y saber cómo las metas tanto interna como externa, lo que quiere y lo que necesita, se van alineando y se van reflejando en su quehacer diario.


Por eso mismo, la respuesta correcta la pregunta del día 2 de #CarnavalLiterario es



Ya lo mencionaba en el boletín del día 2 de #CarnavalNarrativo:

El próximo paso es ponerse al lado de Ana y acompañarla en diferentes ocasiones y observar cómo se comporta y qué hace, cómo se cuida, cómo camina, respira, come, se ducha, se lava los dientes, etc. y muchos etc. más. En esta fase lo importante es encontrar todos los cómos de Ana y cuando digo todos, pues son absolutamente todos y hasta para los más pequeños detalles que pasan desapercibidos. La segunda fase del trabajo con un personaje para desarrollarlo es el cómo.

Conclusiones

  1. Los personajes literarios inolvidables necesitan una meta visible y otra invisible

  2. Para construir una novela fuerte, es imprescindible que la idea, el protagonista y los personajes que lo acompañan se dirijan todos a la meta.

  3. El protagonista es uno de los andamiajes que construyen tu novela

  4. Desarrolla a fondo tus personajes literarios, ocúpate de todos sus cómo

  5. Si un protagonista no tiene una evolución, la novela no sirve para nada porque no cuenta nada y es plana.


TOMA NOTA

Crear personajes literarios inolvidables, como acabas de verificar, es mucho trabajo. También es muy gratificante y te permite descubrir tu originalidad y todo aquello que solo tú puedes aportar para crear una historia que nadie olvidará. En esta entrada tienes mucho material para empezar. No dejes escapar las oportunidades de crear el mejor manuscrito.

Esta entrega del blog está relaciona con el día 2 de #CarnavalNarrativo, un reto que se desarrolla en el boletín para sus suscriptores. Y además, te ayudará mucho leer la entrega de este blog "La novela no es ideas" Puedes complementarlo con el día 1 de #CarnavalNarrativo que muestra los primeros pasos para crear una historia. La entrega sobre todos los pasos y criterios necesarios para crear una novela antes de ponerse a escribir o de desarrollar la escaleta en Cómo escribir una novela paso a paso


Si quieres personajes fuertes, el trabajo no se detiene aquí. hay más y hay recursos para que puedas lograrlo en mi blog:

3 claves para arcos dramáticos de personajes literarios

Personajes de novela que no fallan

Cómo crear personajes redondos



253 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo