top of page

¿Cómo crear personajes literarios inolvidables?

Actualizado: 19 ene

Crear personajes requiere tiempo y entrega, trabajar con nociones básicas e ir más allá de la simple ficha tradicional o de una app. Te facilito claves y cómo profundizarlos. ¿Has leído alguna vez una novela que te urge a pasar página tras página mientras no puedes dejar de leer? Si quieres que tus lectores sientan lo mismo con tu novela, se puede hacer perfectamente. Todo depende en gran medida del desarrollo de los personajes.


Crear un personaje literario inolvidable no implica necesariamente que sea realista sino que sea completo, lo cual son dos aspectos diferentes. Puedes tener el personaje menos realista del mundo, pero si es un personaje literario bien trabajado parecerá aún más real que cualquier miembro de tu familia y los superará con creces, eso es la magia de la ficción bien escrita. Tienes que asegurarte que todos y cada uno de los ingredientes de tu historia trabajan juntos por un objetivo principal. Ese objetivo tiene un nombre muy concreto.


¿Cómo crear personajes literarios inolvidables? Las respuestas están a continuación:


Para crear personajes literarios inolvidables necesitas metas

Crear personajes literarios y establecer metas

La evolución de los personajes literarios inolvidables

Errores comunes al crear personajes literarios

Conclusiones

Toma nota



¡Comencemos!


Para crear personajes literarios inolvidables necesitas metas

Tan simple como eso. Pero, claro, la simplicidad cuesta mucho de conseguir y hay que reflexionar y elegir muy bien. Cada vez que escribes, antes has reflexionado y elegido lo que quieres hacer. Luego lo has probado y has comprobado si te funciona o no. Los errores conducen a aciertos y son importantísimos. No se trata de cuánto esfuerzo hagas. Se trata del tiempo que pasas con tu protagonista para conocerlo a fondo. Cuando lo conoces muy bien y luego sumas cada uno de tus personajes literarios verás cómo todos se convierten en uno de esos castillos humanos catalanes en el que el tope es el protagonista.

Empezar a escribir una novela no tiene una receta específica. Sí hay ingredientes que necesitas tener muy en cuenta. Quien quiera que te diga lo contrario te está engañando y está ahogando esa parte de tu espíritu libre que siente la historia que quiere contar. No te reduzcas a recetas. dedícate a abrir puerta a universos maravillosos y únicos que te pertenecen.

Lo primero es un tema que te preocupa, es la mecha inicial para crear personajes literarios. Puede ocurrir también que hayas sentido algo que ha sido como un flechazo o una conmoción y de allí nace ese tema que te preocupa. Es posible que te haya llegado cuando menos te lo esperabas. Una idea llega como un enamoramiento, puede incluso obsesionarte. Te puedes haber inspirado en una persona o un animal o una planta, una visión o un sueño, las posibilidades son numerosísimas. Ocurre en ese momento mágico en el que te dices que te gustaría escribir sobre algo en concreto, así sin más. Ese instante es fundamental y está muy relacionado con los personajes de tu libro. Es en esta precisa ocasión cuando empiezas a crear personajes literarios inolvidables. Si quieres ahondar en esta unión entre personajes literarios y tu idea inicial, en mi blog hay otras dos entradas dedicadas a este aspecto con ejemplos prácticos y también hay dos entregas del boletín que lo complementan:


1. Cómo escribir una novela paso a paso

que te permite ver qué espacio ocupan los personajes dentro de todo el esquema completo de una novela y cómo se desarrollan las ideas, verás la mecha inicial para crear personajes literarios y cómo va creciendo.


2. La novela no es ideas

que te muestra la importancia de las ideas y cómo desarrollarlas a través de personajes literarios.


Y además, tienes en el boletín:

3. Cómo empezar una historia

que te acompaña en los primeros pasos para crear una historia que vivirán tus personajes .


4. Ideas + personajes

que te muestra el inicio del proceso para crear personajes literarios inolvidables.


Si te detienes en esos cuatro puntos, nacerán causes orgánicos y conocerás los matices de tu protagonista y los demás personajes.